Nuestros productos

Metas

 Selección de una nueva variedad

Es un trabajo largo, complejo, minucioso y de alto costo, que demora como mínimo 10 años. Consiste básicamente en la creación de líneas, a partir del patrimonio genético de KWS.
De estas líneas cada año se desarrollan miles de híbridos, los cuales son evaluados en cuanto a su tolerancia a enfermedades, potencial de rendimiento y calidad en las distintas zonas agro–climáticas del mundo.

Selección y mejoramiento genético de plantas en KWS
KWS selecciona variedades de plantas que permitan asegurar una agricultura rentable y sustentable en el tiempo. La selección se realiza combinando los diversos métodos disponibles en la actualidad: selección convencional, tecnologías de marcadores genéticos, pruebas de resistencia y biotecnología. En cada caso, se elige las técnicas más apropiadas para lograr los diversos objetivos del mejoramiento:

Rendimiento:
Por ejemplo, rendimiento de azúcar, energía, toneladas de grano o de tubérculos, etc.

Calidad:
Para su consumo o elaboración de alimentos, forrajes o materias primas industriales.

Resistencia:
Contra enfermedades (hongos, virus, bacterias) y parásitos (insectos, nemátodos).

Propiedades del cultivo:
Por ejemplo: estabilidad, monogermia, resistencia a la subida en remolacha o a tendedura en cereales, ciclo de maduración, etc.

Eficiencia en absorción de nutrientes y tolerancia a distintos factores de estrés:
Optimización de la absorción de nutrientes (N, P, K), tolerancia a sequía, frío u otros.
-